S&P 500 ^GSPC 5,303.27 +0.12%
Nvidia NVDA $924.79 -1.99%
Tesla TSLA $177.58 +1.57%
Alphabet GOOG $177.29 +1.06%
Amazon AMZN $184.70 +0.58%
Meta META $471.91 -0.28%
Microsoft MSFT $420.21 -0.19%
Apple AAPL $189.87 +0.02%

Si tienes 500 dólares, deberías echarle el ojo a estas petroleras

Raúl Sánchez
13. 6. 2023
6 min read

Dada la volatilidad inherente al sector energético, la mayoría de los inversores harían mejor en no intentar cronometrar las subidas y bajadas de los precios de la energía. Una opción mucho mejor es reconocer que no se puede y que es más fácil tener una exposición continuada al sector en todos los periodos. Entonces el inversor puede centrarse en valores individuales de ese sector y abandonar un poco los ETF. Esto le llevará directamente a grandes empresas como Exxon, Chevron y TotalEnergies.

Estas empresas abarcan todo el sector energético, desde la perforación para obtener energía hasta el refinado y los productos químicos. Aunque los precios de las materias primas desempeñan un papel importante en los beneficios, la diversificación inherente a todo el sector energético proporciona cierto equilibrio que ayuda a mitigar los altibajos.

Además, la diversificación convierte a estas empresas en una especie de ventanilla única para la exposición a la energía. Esto simplifica el proceso de inversión, ya que no es necesario añadir una empresa de perforación, refino y oleoductos.

Aunque un mayor número de valores puede aumentar la diversificación, debe evitar hacer tantas inversiones que no pueda seguirlas. Un buen valor energético integrado le ayudará a mantener estable su cartera. A veces, menos es más, así que hay que "domesticarse" incluso en este sector tan tentador.

1. ExxonMobil $XOM+1.5%

ExxonMobil es la mayor de este trío, con una enorme capitalización bursátil de 425.000 millones de dólares. La empresa reparte beneficios entre sus accionistas, que son del 3,5%.

El dividendo se ha incrementado cada año durante 41 años consecutivos. No hace mucho, la empresa iba a la zaga de sus homólogas en producción, pero ha invertido mucho para cambiar esa situación. Hoy en día, la producción de la empresa es fuerte y ha sido capaz de reducir los costes de producción y mejorar la rentabilidad. En pocas palabras, este gigante ha vuelto al ruedo.

XOM
$119.64 $1.77 +1.50%

El balance de la empresa es uno de los más sólidos del sector, con un coeficiente de endeudamiento de sólo 0,2 puntos. Históricamente, esta fortaleza financiera ha permitido a Exxon endeudarse durante las recesiones del sector para poder seguir invirtiendo en su negocio y pagar un dividendo creciente.

Actualmente cotiza muy cerca de sus máximos históricos, que alcanzó en tiempos relativamente recientes. Todo el sector es realmente interesante en estos momentos y si alguien está pensando en esta empresa, está en el buen camino.

2. Chevron $CVX+1.0%

Chevron tiene un valor de mercado de 295.000 millones de dólares. Su rentabilidad por dividendo es de aproximadamente el 4%. Y el pago ha aumentado cada año durante 36 años. Al igual que Exxon, Chevron tiene un sólido balance con una relación deuda-capital aún más baja: 0,15 veces. Desde una perspectiva empresarial, Chevron rinde tan bien como Exxon en la mayoría de los puntos comparativos.

XOM
$119.64 $1.77 +1.50%

Para los inversores a largo plazo, la verdadera cuestión es cuál de estos rivales elegir. Es más probable que los inversores conservadores que quieren maximizar los ingresos que generan quieran un rendimiento más alto y un balance aún más sólido. En ese caso, probablemente acaben mejor con Chevron.

El gráfico de estas empresas tampoco es muy diferente. Ambas han subido más de un 150% desde los mínimos de la crisis y ahora rondan los precios máximos. Dada la fortaleza de estas empresas y la demanda mundial actual y futura de sus servicios, se trata de un buen componente de cartera y una sólida representación del sector energético.

La mayor escala de Exxon ofrece algunas ventajas, como el acceso al capital y la capacidad de asumir proyectos de mayor envergadura. Todas las empresas tienen algo a su favor. Ambas serían opciones sólidas, aunque la mejor opción podría ser comprar las dos.

3. TotalEnergies $TTE+1.4%

TotalEnergies, con una capitalización bursátil de 140.000 millones de dólares, no tiene un historial tan impresionante en lo que a dividendos se refiere. De hecho, su estadística de dividendos más impresionante hoy es que no recortó su dividendo en 2020 cuando competidores de la industria como $BP+1.0% Shell $SHEL+0.3% lo hicieron.

Esos recortes de dividendos se produjeron cuando BP y Shell anunciaron que invertirían más en energía limpia. TotalEnergies hizo el mismo cambio de inversión, pero estaba muy claro que el dividendo era importante para la empresa porque sabía lo importante que era para los inversores.

TTE
$73.19 $1.04 +1.44%

Sólo desde esta perspectiva, está claro que las empresas se preocupan por sus inversores y eso siempre es bueno para sus accionistas. Si una empresa se preocupa por sus inversores y produce beneficios constantes para ellos, todos están contentos y pueden esperar que fluya más dinero.

En el sector petrolero, esta empresa crea una oportunidad para los inversores que se dan cuenta de que la energía limpia será cada vez más importante. Se podría intentar elegir un ganador en el sector de las energías limpias, pero aún es muy pronto.

Permitir que una empresa financieramente fuerte como TotalEnergies maneje las corrientes cambiantes del sector es probablemente una alternativa más segura para la mayoría de los inversores. Si añadimos una rentabilidad por dividendo de casi el 5%, la acción vuelve a ser un poco más interesante.

Todo este sector ofrece una oportunidad realmente grande para todos los inversores de cara al futuro. El petróleo en sí ha sido muy volátil en bolsa, aunque apenas se ha movido en los últimos 6 meses. El futuro está en la energía y más aún en la energía limpia. Si estas empresas consiguen el resultado deseado en renovables, será mejor para la humanidad y para los inversores.

Esto no es asesoramiento financiero. Estoy proporcionando datos disponibles públicamente y compartiendo mis opiniones sobre cómo actuaría yo mismo en estas situaciones. Invertir es arriesgado y cada cual es responsable de sus decisiones.


Pase el artículo o guárdelo para más tarde.