S&P 500 ^GSPC
5,123.41
-1.46%
Nvidia NVDA
$881.95
-2.67%
Meta META
$511.90
-2.15%
Tesla TSLA
$171.05
-2.03%
Amazon AMZN
$186.13
-1.54%
Microsoft MSFT
$421.90
-1.41%
Alphabet GOOG
$159.19
-1.00%
Apple AAPL
$176.55
+0.86%

Esta es para mí una interesante visión de la diversificación de carteras :)

¿Por qué y cómo incluir materias primas en su cartera?

Las materias primas son fundamentales para el funcionamiento del mundo tal y como lo conocemos hoy. Sirven como fuente de materias primas y energía para la industria y la agricultura. La estabilidad del suministro de materias primas es esencial para la economía mundial, y sus precios afectan a la economía y a la vida cotidiana de las personas. Por tanto, los mercados de materias primas mantienen el sistema en marcha, un sistema que está con nosotros y siempre estará con nosotros. Si, como la mayoría de los inversores, intenta encontrar formas adecuadas de maximizar sus beneficios y minimizar sus riesgos, incluir materias primas en su cartera de inversiones puede ser una opción.

Materias primas como los metales, la energía, los productos agrícolas y otros aportan interesantes características de mercado a su cartera en relación con el comportamiento de otros instrumentos de inversión. Nos centraremos en la importancia y las características de las materias primas que pueden tener cabida en su cartera.

Materias primas frente a renta variable global

Las materias primas y la renta variable mundial difieren en varios aspectos. Mientras que la renta variable global representa a las mayores empresas del mundo, las materias primas representan materias primas físicas. Los precios de las acciones se ven influidos por los resultados de cada empresa, los factores macroeconómicos, los resultados empresariales y las expectativas del mercado. En cambio, los precios de las materias primas están influidos por la oferta mundial, los factores estacionales y la demanda de la materia prima en cuestión. También son mucho más susceptibles a los acontecimientos geopolíticos y las catástrofes naturales. Además, muchas materias primas están negativamente correlacionadas con la renta variable. En la diferencia hay un potencial que, gracias a las oportunidades del mundo moderno, todo inversor puede aprovechar.

Materias primas para la cartera

Hay varias razones para combinar los instrumentos de inversión mencionados. Al diversificar, podemos aumentar o disminuir la volatilidad de la cartera. Las materias primas y la renta variable tienden a reaccionar de forma diferente a los acontecimientos y factores del mercado. Si el mercado bursátil experimenta una caída, los precios de las materias primas pueden aumentar para ayudar a compensar los descensos de las cotizaciones bursátiles. En caso de acontecimientos inesperados, como el conflicto ucraniano, los precios de las materias primas pueden aumentar drásticamente, lo que puede generar rendimientos atractivos para los inversores que no hayan pasado por alto el componente de las materias primas.

Curiosamente, en varias combinaciones de renta variable y materias primas, el rendimiento de la cartera aumenta, pero, por otro lado, disminuye la reducción máxima. Así pues, al diversificar, el inversor elimina el riesgo, reduce la caída máxima de la cartera y, además, aumenta el rendimiento de su inversión.

En qué materias primas invertir y cómo hacerlo

Las materias primas más populares para invertir son el oro, la plata, el petróleo, el gas natural y muchas otras. Sin embargo, antes de invertir, es importante elegir un instrumento de inversión adecuado, como contratos de futuros, ETF o acciones de empresas que operan en el sector de las materias primas. Para los inversores menos experimentados o con un perfil de riesgo bajo, es preferible incluir uno de los fondos gestionados activamente, en los que los gestores de cartera asignan activamente el capital según su estrategia de inversión específica, protegiendo así el capital del inversor.

La elección del instrumento debe tener en cuenta el horizonte de inversión, ya que cuanto más largo sea, mayor será la volatilidad que acepte el inversor y, por supuesto, la composición de las materias primas debe estar adecuadamente vinculada a los valores representados en la cartera. Si no conoce las características de las materias primas en las que desea invertir y no es capaz de calcular el posible impacto futuro sobre su capital en función de los parámetros, es más que necesario consultar a un experto en la materia.

(No) Invertir en lingotes físicos

El instrumento más utilizado dentro de las materias primas es el oro, que se ha ganado su respeto y admiración como depósito de valor probado a lo largo del tiempo. Sin embargo, cuando se trata de diversificar una cartera con lingotes de oro, los intermediarios ocultan o sacan de contexto varios datos importantes. El primer escollo es la cuantía del margen, que oscila entre el 2% y el 20%, según la empresa y la cantidad que compre el inversor. El precio del oro en sí ha tenido un rendimiento inferior al del índice SPX, a la vez que una mayor volatilidad, lo que a primera vista puede interpretarse como una herramienta de inversión ineficaz.

Sin embargo, incluso una moneda de oro tiene dos caras. Es una excelente forma de cubrirse frente al riesgo cambiario, y también puede ser una alternativa adecuada si el inversor ya dispone de una amplia gama de otras inversiones, lo que la convierte en un complemento interesante. En el mundo de la inversión, la regla es que no hay que exagerar y su compra debe consultarse con un experto independiente, pero no con un vendedor, como ocurre en la mayoría de los casos.

Conclusión

Nos hemos introducido en el mundo de las materias primas y en las oportunidades que nos ofrece su comportamiento en el mercado. Nuestro mundo gira principalmente en torno a ellas. Cuando escaseaban en el pasado, las civilizaciones antiguas cayeron en el olvido con el paso del tiempo. Así que, si todavía no incluye materias primas en su cartera, este artículo puede ser un trampolín para su inclusión.

La rentabilidad superior y la menor caída son sólo la punta del iceberg de lo que una asignación sensata de activos puede aportarnos. Recuerde, no obstante, que debe tener los conocimientos necesarios sobre la funcionalidad del comportamiento de los precios de las materias primas e incorporarlos con respecto a otros componentes de la cartera antes de invertir.


No comments yet