Ganar dinero y salvar el planeta: estas son las inversiones ESG

Todo el mundo sueña con salvar el mundo, y ahora puedes hacerlo con tu dinero e inversiones. En lugar de invertir tu dinero en empresas codiciosas y contaminantes, puedes canalizar tus recursos en empresas limpias y ecológicas y, con suerte, hacer del planeta un lugar mejor. Todo suena bonito y lógico. Pero toda moneda tiene dos caras.

¿Ganar dinero siendo seguro, ecológico y responsable? Eso es ESG

Hay un acrónimo para ESG (environmental, social, governance) y un creciente ejército de analistas de inversión lo tienen en cuenta a la hora de evaluar el riesgo y la rentabilidad. ESG ha sido una tendencia de inversión caliente durante años y es difícil argumentar en contra del sentimiento.

Pero como sabe cualquiera que haya visto una película de superhéroes, salvar el mundo es más complicado de lo que parece.

El movimiento ESG actual tiene sus raíces en los años 60, cuando los manifestantes contra la guerra de Vietnam exigieron que las dotaciones universitarias dejaran de invertir en contratistas militares. El cambio climático, la pandemia de Covid-19, el movimiento Black Lives Matter y otros movimientos de justicia social han dado un nuevo impulso a esta tendencia.

Según Refinitiv Lipper, en el año que finalizó el 30 de noviembre de 2021 se vertió un récord de 649.000 millones de dólares en fondos centrados en ESG a nivel mundial, por encima de los 542.000 millones de dólares de 2020 y los 285.000 millones de 2019. Y ya no son cantidades insignificantes.

Los fondos ESG representan ya el 10% de los activos de los fondos mundiales. Ya no se trata de una oscura zona desconocida, sino de un gran negocio, lo que complica aún más la situación.

¿Puede enriquecerte al mismo tiempo que tranquilizas tu conciencia (y tal vez incluso hacer un bien real)? De nuevo, es complicado. El sector MSCI Global Environment ha subido la friolera de un 96,47%, mientras que su índice de referencia, el MSCI World, sólo ha rendido un 16,50%.

Sin embargo, eso no duró mucho. En 2021, el sector obtuvo un rendimiento inferior, con un 16,36% frente al 22,35% del MSCI World. ESG tiene esto en común con muchos sectores de inversión: tiende a ser cíclico y 2021 fue un año decepcionante.

https://www.youtube.com/watch?v=o0jdjisttys

Además, cada uno tiene una idea diferente de lo que significa la ética, lo que complica aún más la situación. Las inversiones en combustibles fósiles pueden ser una línea roja para algunos, una línea verde para otros. Lo mismo ocurre con otros valores "pecaminosos" como el tabaco y el gran dilema ESG de hoy, las armas. La invasión de Ucrania ha puesto de manifiesto la importancia de contar con una industria de defensa fuerte, lo que ha llevado a Europa a debatir si la industria armamentística debe clasificarse como ESG, ya que el sector de la defensa afirma que perdería inversiones si no lo hiciera.

Todo el asunto es extremadamente complejo. Es noble invertir con responsabilidad y teniendo en cuenta la ecología, la seguridad y el bienestar general del mundo. El problema es que cada persona percibe estos límites de forma diferente. Y no todo el mundo está dispuesto a invertir en cosas que sabe que no le aportarán el mismo valor. Quizás algún día lleguemos a un punto en el que las inversiones ESG sean las más rentables. Pero el planeta y la humanidad tienen probablemente un largo y espinoso camino por delante.

Esto no es una recomendación de inversión. Se trata simplemente de mi resumen de los datos disponibles en Internet y del análisis de Harvey Jones. Cada inversor debe hacer su propio análisis exhaustivo y tomar una decisión tras considerar su propia situación.

¿Tienes una cuenta? Entonces, inicia sesión . O crea una nueva.
No comments yet