S&P 500 ^GSPC 5,304.72 +0.70%
Tesla TSLA $179.24 +3.17%
Meta META $478.22 +2.67%
Nvidia NVDA $1,064.69 +2.57%
Apple AAPL $189.98 +1.66%
Microsoft MSFT $430.16 +0.74%
Alphabet GOOG $176.33 +0.73%
Amazon AMZN $180.75 -0.17%

Los críticos dicen que el sistema bancario estadounidense necesita grandes ajustes. ¿Qué proponen?

Caesar Fontes
4. 4. 2023
8 min read

Supongo que nadie esperaba que recientemente pudieran quebrar tres bancos en un corto periodo de tiempo. Este colapso ha puesto de manifiesto ciertas grietas en el sistema bancario y sus deficiencias. ¿Dónde están esos puntos débiles y cómo pueden solucionarse? Echemos un vistazo.

Silicon Valley Bank $SIVB, una institución clave en el ecosistema de financiación de startups tecnológicas, se hundió en apenas 48 horas, suscitando temores de contagio y serias dudas sobre la eficacia de la supervisión bancaria de la Reserva Federal (Fed). Los críticos afirman que la supervisión bancaria necesita una revisión que la haga más ágil, transparente y decisiva.

El vicepresidente de supervisión de la Fed, Michael Barr, dijo que los supervisores han identificado repetidamente los riesgos de SVB desde 2021 y han tomado medidas para limitar su crecimiento en 2022. Sin embargo, la caída del banco en la crisis ha tenido un impacto dramático en el mercado y ha puesto en tela de juicio el enfoque de la Fed para supervisar las instituciones financieras.

Los problemas actuales

La supervisión bancaria suele tener lugar a puerta cerrada, lo que puede llevar a que los bancos se escuden para no revelar información poco halagüeña y dificultar la evaluación de la calidad de la supervisión. Los supervisores emiten "Asuntos que requieren atención" (MRA) y "Asuntos que requieren atención inmediata" (MRIA), que no son públicos y no prescriben soluciones específicas. Si el asunto es grave, los supervisores pueden emitir una "orden de consentimiento", que es una medida de ejecución pública entre el regulador y el banco.

Los legisladores acusan a la Reserva Federal de no escalar el problema con suficiente rapidez y cuestionan la transparencia del proceso. La pregunta clave para los legisladores es si la Reserva Federal podría haber intensificado el problema con mayor rapidez para obligar al banco a solucionar sus problemas. Durante la audiencia, se preguntó a Michael Barr por qué los supervisores no obligaron al banco a corregir las deficiencias detectadas, como la mala gestión del riesgo de tipos de interés y los problemas de liquidez.

Algunos expertos señalan que el hecho de que los supervisores de la Fed empezaran a castigar a SVB por la parte baja de la clasificación y a emitir ARM sugiere que no previeron un problema que provocaría la quiebra de la entidad. Esto revela una posible debilidad del actual sistema de supervisión, que puede ser excesivamente cauteloso cuando se enfrenta a bancos con graves problemas.

El rápido crecimiento de SVB fue un factor para los supervisores de la Fed, que asumieron la supervisión diaria del banco en la segunda mitad del año. Este crecimiento debería haber provocado una mayor atención por parte de la Fed, pero el regulador parece incapaz de adaptarse con la suficiente rapidez para evitar el colapso del banco.

El colapso de SVB también pone de relieve una posible falta de transparencia en la supervisión bancaria. Si se emitieron ARM y ERM en relación con problemas graves en un banco, el público debería tener derecho a conocer esos problemas y cómo se abordaron. De lo contrario, los consumidores y los inversores podrían verse expuestos a riesgos inesperados.

¿Posibles soluciones?

En respuesta a la quiebra del SVB, habría que considerar una serie de medidas que podrían mejorar la eficacia y la transparencia de la supervisión bancaria.

  • Una posible medida es la introducción de normas para la divulgación de información sobre problemas bancarios graves que puedan afectar a la estabilidad financiera. Esto reforzaría la supervisión bancaria y aumentaría la confianza del público en los reguladores.
  • Además, debería estudiarse la posibilidad de introducir normas para la escalada de problemas entre supervisores y bancos. Esto podría garantizar que, en caso de problemas graves, los supervisores actúen con mayor rapidez y decisión para evitar el colapso de otras instituciones financieras.
  • Por último, es necesario reforzar la capacidad y los conocimientos de los supervisores para que puedan vigilar eficazmente un panorama financiero en rápida evolución. Esto podría incluir el aumento de personal, la mejora de los programas de formación y el refuerzo de la cooperación entre los distintos reguladores a escala internacional.

El colapso del Silicon Valley Bank puso de manifiesto graves problemas en el mundo de la supervisión bancaria de la Reserva Federal. Este suceso debe servir de advertencia a reguladores y legisladores para que se replanteen las prácticas actuales y mejoren la transparencia y la eficacia de la supervisión de las entidades financieras.

Uno de los principales retos es adaptarse a un entorno financiero en rápida evolución que incluye innovación tecnológica y nuevos modelos de negocio. Los reguladores deben ser capaces de identificar y responder rápidamente a los nuevos riesgos para proteger la estabilidad financiera y los intereses de los consumidores.

Además, es importante que los reguladores establezcan normas y directrices claras para la escalada de problemas entre bancos y supervisores. Esto garantizaría que los bancos dispongan de directrices claras para la resolución y que los supervisores cuenten con las herramientas necesarias para actuar con rapidez y decisión.

También es crucial mejorar la cooperación entre reguladores a escala internacional. En un mundo de globalización y mercados financieros interconectados, es importante que los reguladores compartan información y coordinen sus actividades para supervisar y gestionar mejor los riesgos.

El colapso de los JGB brinda la oportunidad de reflexionar sobre el estado actual de la supervisión bancaria y buscar formas de mejorar su eficacia y transparencia. Corresponde a legisladores y reguladores aprender de esta experiencia y tomar las medidas necesarias para garantizar que no vuelva a producirse una situación similar. Esto contribuirá a proteger la estabilidad financiera y la confianza del público en el sector bancario.

En el futuro, la supervisión bancaria deberá ser más ágil, transparente y decisiva, con normas y procedimientos claros para la escalada de problemas y la cooperación entre reguladores. Sólo así será posible evitar nuevos colapsos, como el caso del Silicon Valley Bank, y garantizar la estabilidad y la confianza en el sistema financiero.

En conclusión, debe subrayarse que la actual crisis por el colapso del Silicon Valley Bank no es sólo un problema de una institución financiera, sino que representa una cuestión más amplia de la eficacia de la supervisión y regulación bancarias en el Sistema de la Reserva Federal. Es imperativo aprender importantes lecciones de este incidente que conduzcan a mecanismos reguladores sostenibles y sólidos para el futuro.

  • Una posible solución es la introducción de auditorías independientes de los reguladores, que podrían proporcionar una evaluación imparcial de su actuación y ayudar a mejorar las prácticas de supervisión bancaria. Esto podría aumentar la confianza del público en la integridad y las capacidades de los reguladores.
  • Además, es necesario garantizar que los reguladores dispongan de recursos y conocimientos suficientes para hacer frente a unos mercados financieros complejos y en rápida evolución. Esto incluye no sólo garantizar una financiación y una dotación de personal adecuadas, sino también la formación continua y el intercambio de experiencias entre reguladores de todo el mundo.
  • Además, es importante aumentar la responsabilidad del sector bancario por sus acciones y establecer mecanismos más sólidos y eficaces para la aplicación de sanciones. Esto podría incluir la introducción de multas y sanciones más duras para los bancos que incumplan las normas reguladoras y garantizar que los dirigentes bancarios rindan cuentas personalmente por sus malas decisiones y errores.

La quiebra del Silicon Valley Bank es un serio recordatorio de que el actual sistema de supervisión bancaria tiene deficiencias que deben subsanarse. Los reguladores, los legisladores y el sector bancario deben trabajar juntos para crear un sistema de supervisión más sólido, transparente y eficaz que pueda proteger la estabilidad financiera y la confianza del público a largo plazo. Sólo un enfoque de este tipo puede ayudar a prevenir nuevos colapsos como el que afectó a Silicon Valley Bank y garantizar que el sistema financiero siga siendo sólido y resistente a futuros retos y crisis.

ADVERTENCIA: No soy asesor financiero, y este material no sirve como recomendación financiera o de inversión. El contenido de este material es puramente informativo.


Pase el artículo o guárdelo para más tarde.