S&P 500 ^GSPC 5,267.84 -0.74%
Nvidia NVDA $1,037.99 +9.32%
Tesla TSLA $173.74 -3.54%
Apple AAPL $186.88 -2.11%
Alphabet GOOG $175.06 -1.65%
Amazon AMZN $181.05 -1.14%
Microsoft MSFT $427.00 -0.82%
Meta META $465.78 -0.43%

James Bullard afirma que las recientes turbulencias en el sector bancario no son un problema tan grave

Nico Bustos
10. 4. 2023
6 min read

Últimamente, me he topado a menudo con la opinión de que las turbulencias del sector bancario son un gran problema para la economía actual. Veamos hoy lo que opina al respecto una de las figuras más conocidas, James Bullard.

Es improbable que la economía estadounidense se hunda en la recesión a pesar de las recientes quiebras de algunos bancos, cree el presidente de la Reserva Federal (Fed) de San Luis, James Bullard. En una entrevista afirmó que el 20% de los depósitos bancarios están abandonando el sistema, pero no ve motivos para preocuparse por una caída significativa del crédito. Según Bullard, los bancos deberían mantener suficiente liquidez y capital para conceder préstamos, lo que debería mantener la economía en marcha.

Bullard también rechazó una propuesta de recortar el tipo de interés de la facilidad de recompra inversa de la Reserva Federal, que pretendía animar a los fondos del mercado monetario a volver a prestar a los bancos. Afirmó que la Reserva Federal no tiene previsto realizar tal cambio. En su lugar, subrayó que es probable que las tensiones financieras en el sector bancario estadounidense sigan disminuyendo y que la Fed debe seguir centrada en la lucha contra la inflación.

Gráfico de la trayectoria de los tipos de interés de la Fed.

Los tipos de interés subieron un 0,25% a finales del mes pasado, la mayor subida desde 2007. Aunque Bullard no tiene voto en el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) en 2023, sus opiniones se siguen teniendo en cuenta a la hora de fijar la política monetaria.

La buena noticia de dónde estamos ahora es que el mercado laboral es muy fuerte y las tensiones financieras parecen haberse relajado, al menos por ahora, por lo que es un buen momento para seguir luchando contra la inflación e intentar entrar en esa senda desinflacionista.

Gráfico de nuevos empleos.

Bullard afirma que el mercado laboral es muy fuerte, lo que, junto con el alivio de la tensión financiera, hace que sea un buen momento para luchar contra la inflación e intentar entrar en esa senda desinflacionista. Aunque el reciente informe Job Openings and Labor Turnover Survey (JOLTS) mostró la mayor caída de ofertas de empleo en dos años, Bullard no está tomando muchas señales de los datos y ve el mercado laboral tenso.

La tensión financiera en el sector bancario es uno de los principales riesgos para la economía, ya que podría provocar un endurecimiento de las condiciones crediticias, lo que podría provocar una ralentización del crecimiento económico. Los comentarios de Bullard son, por tanto, alentadores para quienes esperan que la economía estadounidense evite la recesión y mantenga su tendencia de crecimiento.

Bullard también subrayó la importancia de la estrategia de la Reserva Federal para luchar contra la inflación. La convicción de Bullard de que la Fed debe seguir centrando sus esfuerzos en la inflación demuestra que la institución comprende la necesidad de mantener la estabilidad de la economía y proteger el poder adquisitivo de los ciudadanos estadounidenses.

Sin embargo, Bullard también señala la importancia de la cautela en la aplicación de la política monetaria para evitar perturbar el mercado laboral. Afirma que, aunque el informe JOLTS muestra un descenso de las oportunidades de empleo, el mercado laboral sigue siendo ajustado y tiene potencial para seguir creciendo.

Para lograr una senda desinflacionista y estabilizar la economía, será crucial que la Reserva Federal equilibre adecuadamente su política entre la gestión de la inflación y el apoyo al mercado laboral. Esto puede incluir subidas meditadas de los tipos de interés y otras medidas que ayuden a garantizar que la economía estadounidense siga siendo fuerte y competitiva a nivel mundial.

Según algunos analistas, la postura de Bullard puede indicar que la Reserva Federal seguirá subiendo los tipos de interés en los próximos meses para luchar contra la inflación y mantener la economía en una senda desinflacionista sostenible. Dado que la inflación afecta al coste de la vida y a la estabilidad general de la economía, es importante que la Fed actúe con rapidez y eficacia.

En conclusión, la visión optimista de Bullard sobre la economía estadounidense es alentadora y sugiere que la actual tensión financiera en el sector bancario no debería tener un impacto devastador sobre el crecimiento económico. Sus opiniones también apuntan a la importancia de centrarse en la lucha contra la inflación y mantener una senda desinflacionista, promoviendo al mismo tiempo un mercado laboral fuerte y la estabilidad económica. Si la Reserva Federal es capaz de encontrar el equilibrio adecuado en su política monetaria, es probable que la economía estadounidense siga creciendo y prosperando.

La declaración de Bullard también sirve para recordar que los bancos estadounidenses deben seguir manteniendo suficiente liquidez y capital para poder conceder préstamos a empresas y consumidores. De este modo, los bancos pueden contribuir a sostener el crecimiento económico y minimizar el riesgo de recesión debido al endurecimiento de las condiciones crediticias.

En este contexto, también es importante mencionar el papel del gobierno y de otras instituciones en la promoción de la estabilidad económica. La cooperación entre instituciones como la Fed, el gobierno y el sector bancario puede ayudar a garantizar que se tomen medidas para mejorar la situación económica y evitar una recesión.

Uno de los principales retos a los que se enfrenta la Fed es encontrar un equilibrio entre la necesidad de subir los tipos de interés para mantener la inflación bajo control y, al mismo tiempo, mantener la economía en una senda de crecimiento. Puede ser una tarea difícil, pero el optimismo de Bullard sugiere que la Fed está preparada y es capaz de afrontar estos retos.

En general, la postura de Bullard sugiere que la economía estadounidense tiene un futuro brillante, siempre que la Fed y otras instituciones aborden con éxito los retos a los que se enfrenta. Su visión optimista y su confianza en la fortaleza del mercado laboral y la capacidad de los bancos para gestionar las tensiones financieras generan esperanza para la economía estadounidense y sus ciudadanos, que luchan por hacer frente a la inflación y la incertidumbre a nivel mundial.

ADVERTENCIA: No soy asesor financiero, y este material no sirve como recomendación financiera o de inversión. El contenido de este material es puramente informativo.


Pase el artículo o guárdelo para más tarde.