S&P 500 ^GSPC 5,266.95 -0.74%
Meta META $474.36 -1.16%
Nvidia NVDA $1,148.25 +0.81%
Alphabet GOOG $177.40 -0.35%
Tesla TSLA $176.19 -0.32%
Microsoft MSFT $429.17 -0.27%
Apple AAPL $190.29 +0.16%
Amazon AMZN $182.02 -0.07%

Litio: ¿la mayor oportunidad para los inversores en las próximas décadas?

Ricardo Chávez
27. 4. 2023
4 min read

Hoy será un post más tranquilo, en el que no entraré directamente en Tesla, sino que en general expondré mi proceso de pensamiento sobre los VE. Como parece que la moda de los vehículos eléctricos va a durar un tiempo, me gustaría hablarles de otro tema o incluso de una oportunidad. Por oportunidad me refiero al litio, un bien escaso, una materia prima de coste creciente, difícil de obtener y, lo que es más importante, con pocas fuentes para satisfacer la demanda futura.

La revolución eléctrica en la industria del automóvil sigue condenada en mi opinión, nada cambiará eso. Una transición a gran escala de los motores de combustión interna a los coches eléctricos alimentados por baterías de iones de litio es, en mi opinión, imposible, porque requeriría cantidades enormes e insostenibles de litio, lo que en cierto modo puede ser una oportunidad para las empresas que lo extraen.

¿Por qué el litio es una oportunidad para los inversores?

Los yacimientos actuales de litio son limitados y su extracción es difícil y contaminante. Si todos los coches actuales se sustituyeran por coches eléctricos, necesitaríamos decenas de millones de toneladas de litio, mucho más que la producción y el suministro total de litio del mundo juntos. Y eso contando el litio para los coches nuevos, no para sustituir los VE antiguos por otros nuevos.

Alguien puede escribirme aquí: reciclar es la solución.

Mi respuesta es no y no de nuevo, no lo es.

El reciclaje del litio de las baterías no puede resolver el problema. Incluso en escenarios optimistas, sólo puede satisfacer el 10-30% de la demanda en el mejor de los casos, y con el reciclaje se puede recuperar alrededor del 50% del litio. Sin embargo, en la realidad, la mayor parte del litio acaba en los vertederos. Además, reciclar el litio no es barato ni respetuoso con el medio ambiente; el problema aquí es más la parte medioambiental: queremos ver un mundo limpio, sin contaminación, ¿verdad? Por eso los VE.

Otra respuesta habitual es que ya están trabajando en tipos de baterías con menos o ninguna necesidad de litio.

¿Tiene una respuesta? Buena ciencia ficción.

No hay otros tipos de baterías a la vista para sustituir al litio. Las baterías de sodio, aluminio u otras están en pañales y no ofrecerán la energía y la autonomía que necesitan los vehículos eléctricos a corto plazo.

Así que los coches eléctricos acabarán siendo una solución marginal hasta que se descubra un nuevo tipo de batería milagrosa o hasta que la producción mundial de litio aumente drásticamente, lo que probablemente no sea inminente. La revolución del coche eléctrico se ha topado con un duro muro de litio que será muy difícil de superar. Es hora de buscar soluciones alternativas que no nos sumerjan en la dependencia total de una materia prima escasa.

Pero como escribo en la introducción, lo que es un problema para una persona puede ser una oportunidad para otra. No cabe duda de que los vehículos eléctricos seguirán existiendo durante los próximos doce años, pero no quiero invertir en ellos cuando puedo centrarme en la escasa materia prima que es el litio.

¿Conoce alguna empresa que lo extraiga? Me gustaría conocer algunos de sus consejos.

UBS Porsche prevé que la demanda mundial de litio será 17 veces superior a la de 2017 en 2025. Para 2030, será veintiocho veces mayor. Esto representa un aumento anual de la demanda del 20-30%. Eso podría ser una oportunidad sólida, y además no hay que disparar desde la cadera aquí para ver quién acabará siendo el principal productor de vehículos eléctricos: tienes más posibilidades de éxito y crecimiento sólido si montas lo que cada uno de ellos necesita.

Otra predicción: Benchmark Mineral Intelligence estima que la demanda total de litio pasará de las 300.000 toneladas actuales a entre 2 y 4 millones de toneladas en 2030. Y aún más, a 9-18 millones de toneladas en 2050.

Además, hay que tener en cuenta que el litio no sólo se necesita para las baterías, sino que tiene aplicaciones mucho más amplias en otros sectores, lo que presionará aún más el precio. ¿Dónde concretamente? Electrónica, vidrio, aire acondicionado, producción de aluminio, medicina, nuclear, metalurgia y otros.

En mi opinión, el litio tiene un futuro muy prometedor.

¿Opiniones? Que tal @mich_s por ejemplo, podría tener una visión general de las empresas.


Pase el artículo o guárdelo para más tarde.