Caesar Fontes

Los amantes de Porsche se llevaron una alegría la semana pasada cuando la empresa matriz Volkswagen completó con éxito una emisión primaria de acciones de Porsche en la bolsa alemana Xetra el jueves.

Las acciones de Porsche vendidas se suscribieron en el extremo superior de la horquilla de precios fijada, lo que permitió a los inversores comprar a 82,5 euros por acción. Muchos sólo ven a Porsche como el salvador de los recién llegados a la bolsa en Europa.

Pero el mes de septiembre resultó ser claramente un mes de pérdidas para el valor, ya que los índices bursátiles estadounidenses perdieron alrededor de un 9%. Esto ha hecho que los valores de los índices vuelvan a los mínimos de este año y puedan volver a igualar los niveles de noviembre de 2020. Durante la semana anterior, el principal índice extranjero, el S&P 500, había caído un 2,64%. Incluso el conocido índice Dow Jones ya ha perdido más de un 20% desde principios de año, por lo que ya puede clasificarse como un mercado bajista.

La última semana ha sido especialmente desagradable para las empresas tecnológicas. Entre los títulos más vendidos está el de Apple, que resistió durante mucho tiempo las pérdidas y el sentimiento negativo del mercado. La demanda de los nuevos modelos de iPhone 14 es significativamente menor de lo esperado.

Gráfico. Fuente: fool.com

El número de nuevas solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos descendió la semana pasada, lo que podría confirmar que el mercado laboral estadounidense sigue siendo fuerte. Esto puede llevar a los inversores a creer que la Fed seguirá subiendo los tipos de interés. Esto provocará de nuevo una caída de las empresas de crecimiento en la bolsa, ya que en particular son las más apalancadas y el dinero volverá a ser más caro.

El Reino Unido está atravesando un periodo muy difícil. El plan del nuevo gobierno de introducir recortes fiscales y aumentar el gasto financiado con préstamos ha provocado otra importante depreciación de la moneda británica. El banco central ha respondido lanzando un programa de compra de bonos del Estado. Esto ha agitado y provocado una extrema volatilidad en los mercados.

La inflación en la zona del euro sigue aumentando. La lectura del mes pasado, cuando la inflación aún era del 9,1%, ha subido un 0,9% este mes hasta su nivel actual del 10%. La razón de la fuerte subida de la inflación es el aumento de los costes de la energía. Alemania registró una subida aún más pronunciada, con una inflación que pasó del 8,8% al 10,9%.

En medio de las difíciles condiciones económicas, los analistas han rebajado sus expectativas para los beneficios empresariales del tercer trimestre, que se publicarán a mediados de octubre. La previsión de beneficios de consenso para el índice S&P 500 ha disminuido un 6,6% en los últimos tres meses.

Los inversores pueden esperar una importante reunión de los países de la OPEP+ sobre la producción de petróleo al comienzo del nuevo trimestre, así como la publicación de la encuesta sobre ofertas de empleo y rotación laboral en Estados Unidos. La política monetaria también será decidida por el Banco de la Reserva de Australia. En cuanto a los datos macroeconómicos, también pueden ser interesantes los índices de directores de compras (PMI), que mostrarán el sentimiento de los distintos sectores o incluso de la economía en su conjunto.

Descargo de responsabilidad: Este artículo tiene únicamente fines informativos y no constituye una recomendación de inversión. El autor no acepta ninguna responsabilidad por el riesgo potencial de cualquier inversión basada en este artículo. Autor del artículo: Dominik Guzdek

Discussion
No comments yet